Sígueme por rss

XXXVII Rock n Roll Madrid Maratón

XXXVII Rock n Roll Madrid Maratón

Posted by Antonio on 27 April 2014 | Comments

Tags: ,

maraton madridCon un entrenamiento escaso, sólo a base de carreras de larga distancia, llegamos a la prueba reina del atletismo un año más. Cuarto consecutivo. Esta vez sin un objetivo, ni marca a batir, únicamente acabarlo. En comparación con anteriores se hizo más ameno, aunque al final se sufrió mucho más por la falta de preparación.

Este año me vi acompañado de dos corredoras en la salida, Cris, que hacía la media y su hermana Bea que la acompañaba. Para mí fue una novedad, un tanto rara, tener que irme al final de la salida porque no tenía marca. Conseguí el dorsal a última hora por la cadena M80.

rock and rollEl día era perfecto. Un poquito de frío en camiseta de tirantes. Como siempre el ambientazo espectacular en la Plaza de Colón. Al principio fui muy conservador, me costaba ir tan “lento”, las piernas te piden más, pero mi mente sabía que esto es una carrera de fondo. Quedaba un mundo por delante.

Cuando vas sin mirar el reloj, sin fijarte en el kilómetro que es, sin pensar en cuánto queda…disfrutas del entorno, te vas fijando en lo que te rodea, edificios, corredores, gente animando, pancartas de ánimo, y sin querer pasa el tiempo y los kilómetros. Cuando te quieres dar cuenta estás en diez, media y estás ya en la casa de campo pasando calor.

El recorrido ha variado un poco pero la esencia sigue. Se agradece bajar por todo Bravo Murillo, como si fuera la del Agua. Volvimos a sentir el despertar del corazón de Madrid en Gran Vía, iaaf silver roadPreciados y la Puerta del Sol. En nada estábamos ya en la Plaza de España pasando la media maratón. Parque Oeste, Avenida Valladolid, pasando por la querida Ermita de San Antonio hasta entrar en la Casa de Campo.

Otros años resulta sin duda el peor tramo pero en este me pareció hasta agradable. Con el calor que hacía íbamos bajo las sombras de los árboles!!. Los geles parecían hacer efecto, nada de cansancio. La cuesta de la estación Lago de Metro un juego de niños. La animación en Madrid Río espectacular. Por el Calderón, siempre tengo la misma sensación, aquí ya las piernas van por inercia y cualquier bordillo duele subir y bajar un poco más la rodilla. Curioso.

La cosa se empieza a complicar. El calor hace mella porque es cerca de las doce. Ves que la gente se empieza a parar o tiran de las asistencias. La recta de Ronda de Valencia y Atocha se hacen a estas alturas muy, muy largas. Lo peor estaba por llegar.

El cambio de circuito estuvo muy bien al inicio pero ahora lo pagaríamos con creces. En otras ocasiones subes Alfonso XII, que tiene tela, mapomapero ya ves la Puerta Alcalá y con ella sientes el retiro muy cerca. Ahora no. Al llegar a Atocha sigues de frente por el Paseo del Prado, pasas Neptuno kilómetro treinta y ocho, todo ello ligera subidita ya se sabe. Pasas Cibeles y sigues!!! ¿Que no subimos? Buf, aquí ya la autoestima se desmorona completamente. Pero espera que por fin subimos. Por Goya, con la subida tipo Liberty, pero hasta la mitad y giras a la izquierda en Velázquez para alejarse más del retiro. ¿Cómo?. No te pares. Un poco más. Giro a derechas para llegar hasta Príncipe de Vergara. Aquí al menos ya era en bajada. Venga, venga, venga, aprietas los dientes, piensas en la gente que te está esperando y sigues, realmente no sabes ni cómo pero sigues.

Por fin, el Retiro, bendita gloria. Aquí ya el sprint sobra porque tenía que irme fijando entre la multitud para ver a los míos, darles las gracias y coger a mi pequeña para entrar otro año más con ella. ¡Qué grande! ¡Qué momento! Merece la pena todo lo que has sufrido solo por esos segundos de gloria. Este año ya no daba sus primeros pasos si no que andaba por ella y ambos cruzamos la meta cogidos de la mano.

El tiempo, aunque sea lo de menos, fue de 3:49:40. Para acabar en la posición 4700 de unos 11000. Con un ritmo medio de 5:26 por kilómetro.