Sígueme por rss

XXXVI San Silvestre Vallecana

XXXVI San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2013 | Comments

Tags: ,

san silvestre vallecana 2013Nuestra sexta edición y parece que fue ayer cuando empezamos. En aquel entonces fuimos con camiseta verde pero este año el color elegido fue el rojo. Desde luego que se ha ganado ser una cita obligatoria siempre y cuando podamos. El ambiente como de costumbre estuvo a la altura de la gran cita.

Cada vez somos más, no solo en número de participantes que ya llegan a los cuarenta mil sino en los amiguetes que nos juntamos en los momentos previos. Jorge con Bea y dos amiguetes, uno que ya es habitual pero que este año llevaba unas cuantas lesiones y el otro, que la hizo hace dos años y nos echamos unas risas recordando su última participación. Chema también es fijo. Cris y Hector, además de su cuñado Oscar. No faltaron a la cita mis padres, normalmente solo está mi madre pero este año se animaron los dos. En total corredores unos nueve incluyéndome, cada uno con su pulsera para el acceso a su salida.

gatoradeEn nuestro cajón de cuarenta y dos éramos cuatro. La lógica dictaba que el orden iba a ser Jorge primero y Chema segundo, ambos están que se salen mejorando tiempos. Yo intentando seguirles tercero. Y el amigo de Jorge por detrás. En mi caso me conformaba con estar por debajo de cuarenta y dos para mantener la pulsera el año que viene y no tener que buscar otra carrera en donde demostrar la marca.

Los ambientes previos como siempre espectaculares. Música. Ambiente. Tensión. Cuenta atrás antes de la hora y salida. Una marabunta roja subiendo la cuesta. Pronto vendría lo de siempre, gente que se incorpora para correr sin dorsal, algunos que tienen dorsal y no sé qué narices hacen en esos cajones si van mirando el paisaje. En fin, había que esquivarlos como podíamos y en algunos casos las aceras eran la única opción con el consabido riesgo de chocarse con un bolardo o meter el pie dentro de un árbol.

Posteriormente se dio una situación curiosa. Después de perder a todo el mundo en la salida, pasado el primer kilómetro, me encontré a mi izquierda al amigo de Jorge, que supuestamente iba a ir más despacio, así que metí un acelerón pensando que no iba a buena media. No pasaron ni unos segundos cuando tenía a nike plusChema a mi derecha. Que guay, pensé, ahora si vamos juntos. Y después llegó Jorge como un avión de nuevo por la izquierda. Coincidió que era la mega bajada de Serrano con lo cual, Jorge tiró el primero, Chema le fue siguiendo y yo me fui quedando detrás poco a poco. Salvo el primero, los siguientes kilómetros fueron espectaculares por debajo de cuatro o un par de segundos por encima. A todo esto el globo que marcaba 42´ estaba como a una distancia de dos cientos metros.

Todo iba sobre ruedas por los tiempos, enseguida llegamos a Alcalá y de ahí a Cibeles. Cruzamos el kilómetro cinco en 20:20. Buen tiempo. Pero ya las fuerzas empezaron a menguar un poco. El globo se fue distanciando más y más. Por Ciudad de Barcelona volvimos a marcar ritmos cercanos a cuatro pero guardando un poco para lo que se nos venía encima.

Creo que nunca antes, tendría que volver a leer las primeras ediciones, se me había hecho tan larga la Avenida de la Albufera. Llegaba justito y solo hacía que pensar en cuando girábamos. Iba mirando al suelo y cuando alzaba la vista no veía el final. Así una y otra vez, por eso se hizo interminable.

ibercajaIba tan obcecado que me llevé una grata sorpresa cuando al girar pasado un tiempo cruzamos el nueve, ni siquiera me di cuenta donde estaba situado el ocho. Ni fuerzas para esprintar todo el kilómetro ni marca personal que superar, simplemente mantener el ritmo y al final en la subida a meta, con la adrenalina que da ver las luces, el arco de llegada rojo, los tres relojes y la multitud de gente si que te permite llegar a tope esprintando.

El corazón llega a mil. La sensación de angustia y mareo nada más cruzar y parar es lo peor de todo, pero se pasa a los pocos segundos según vas andando y respirando sin parar. Un poco más adelante pude ver a Chema y casi que me tuve que ir agarrando a el. Su mejor tiempo un pelin por debajo de 41. Luego me entere de que Jorge estuvo un pelín por encima.

En lo que a mi tiempo respecta fijé el crono en un respetable 0:41:52, para quedar en la posición 1405 general y 537 de mi categoría, con una media de 04:11. El segundo cinco mil fue de 21:30, un minuto diez segundos por encima.

El objetivo inicial de mantener la pulsera para la edición 2014 se consiguió. No obstante esperemos dentro de un año estar en mejor forma.