Sígueme por rss

XXXIV San Silvestre Vallecana

XXXIV San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2011 | Comments

Tags: ,

san silvestre vallecana 2011 La magia y el encanto se apoderan de Madrid el último día del año. Cada vez somos más los fanáticos que disfrutamos de este deporte hasta el último momento y todos los que participamos junto con el público animando hacemos que esta sea una carrera inimaginable luciendo cada año un color distinto. Esta vez las calles de la capital brillaron más que nunca con el blanco de las camisetas.

Sigue acompañando el buen tiempo y dada la estación climatológica en la que nos encontramos se agradece. Atrás quedaron las San Silvestres pasadas por agua, incluso granizo, con la llegada calados y helados de frío hasta los huesos. El ambiente en el Bernabeu brutal. Todos los carteles rojos de Nike, con las salidas por tiempos, con slogan….te hacían un cosquilleo en el estómago. Menos mal que nos fuimos con tiempo al cajón de salida porque con tanta gente es un caos, para llegar a menos de cuarenta y dos tienes que pasar por varios controles, pero cuando ya estás allí es una pasada, tan cerca del escenario y de la pantalla que en unos momentos dará la famosa cuenta atrás, sientes la grandeza de este evento y sientes sin lugar a dudas que esta es la carrera de las carreras.

Mi único objetivo, tal y como sucedió el año pasado, no perder de vista un globo amarillo con el número 40. No hay más y mientras ir escuchando buena música para motivarse. nike logoAsí fue, quitando la dichosa salida con empujones, la subida, cambios de ritmo, nervios y después los que empiezan a correr sin dorsal en Serrano que provocan esa situación. Le mantenía como a cien metros. No me di cuenta ni de mirar el reloj por no tropezar con algún participante, buscando huecos, sorteando, subiendo algunas veces por la acera, otras en el carril bus con las curiosas rejillas de metal que todo el mundo trataba de evitar. Según el chip pasé por el 2.5 kms con 0:10:28. A mi no me cuadra mucho, ¿cuatro del primero, cuatro del segundo y dos y medio de la mitad del tercero? ¿Una media de 04.11 por kilómetro?.

Pasamos a toda máquina por la Puerta de Alcalá, bajando de manera trepidante hasta Castellana. Ya iba oscureciendo. Mitad de la prueba en 0:19.26. Ahora si me cuadraba más, estar medio minuto por debajo de cuatro. Aunque la diferencia con los primeros era de nueve minutos, media de 03.36 !!!, no puede ser. Sin embargo la media en los 5 si que era una lógica de 03:53. Cierto o no, ese ritmo se notaba en las piernas de manera exagerada sobre todo por la parte delantera, muy sobrecargadas de la cuesta abajo, tanto que mi mente solo se distraía de ese pequeño dolor pensando en mantener ese margen hasta el final y habría conseguido superar mi tiempo del año pasado. sanitasPero en ese momento adelanté al del globo, mucho antes que el año pasado, antes de llegar a Atocha y eso me dio ánimos para no disminuir el ritmo. Bajando por Ciudad de Barcelona, devorando los mejores kilómetros rodeado de gente a ambos lados pasamos por el 7.5 kms en 0:28:41, media de 03:49. Iba diez segundos mejor que el año pasado. Así hasta llegar al Puente de Vallecas, de nuevo al igual que pasó en la primera edición, estaba iluminado por focos de colores. Más vale haberse dejado algo de aliento al llegar o morir en el intento porque cuando vas a ese ritmo ocho kilómetros no afrontas igual una subida como esa, parece verdaderamente eterna y llegas por amor propio, siguiendo a otros corredores, viendo como algunos se quedan.

Por fin se ve ese giro a derechas. Eres incapaz de aumentar el ritmo pese a ser algo de bajada, procuras recuperar sabiendo que no se ha acabado, pero solo queda un kilómetro, hay que aguantar. Llegada falsa para corredores sin dorsal seguido del repecho previo a la meta, lleno de focos y luces, y finalmente ese maravilloso arco rojo con tres relojes bajo ella viendo de nuevo esos treinta y nueve minutos que se iban acercando peligrosamente a los cuarenta. Solo nos quedó recuperarnos, comentar con los compañeros la carrera y brindar por el nuevo año con la familia y amigos.

El resultado fue sin duda una gran satisfacción. Una recompensa al esfuerzo que supone aguantar ese ritmo y el premio por todas las carreras y entrenamientos superadas durante el año. Pude bajar cuatro segundos mi mejor marca en un diez mil dejándola en 0:39:35 para quedar en la posición 709 de unas veinte mil personas y el 264 de mi categoría. Esperemos que el 2012 nos depare nuevas aventuras y nuevos retos.