Sígueme por rss

XXXIII San Silvestre Vallecana

XXXIII San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=san silvestre vallecana 2010]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/vallecana2010.jpg[/img] Realmente me quedo sin adjetivos para describir esta carrera. Solo el que haya participado alguna vez sabe lo que realmente se siente en ella. Solo el que está allí el último día del año, formando parte de algo grandioso, siendo una pequeña parte de la inmensa marea que cada año pone todo Madrid de un color, descubre la magia y el deseo de querer repetir en la siguiente edición. Por algo será. Este año toco de azul. La camiseta Nike es similar a la del año pasado, las mangas largas de gris oscuro y el rosa dejo paso a un azul muy llamativo. Nada más y nada menos que treinta y cinco mil camisetas. Volvimos a superar el número máximo de participantes y cada vez vamos a más. La gente parece organizarse mejor y se guarda un momento para ellos en fin de año, haciendo deporte y disfrutando al mismo tiempo de la fiesta y el espectáculo que lleva consigo la auténtica San Silvestre. Apuesto a que todos ellos han compartido con sus seres queridos durante la cena o algún momento de la noche algún momento o alguna anécdota relacionada con ella. [img class=imgLeft alt=ambilamp]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ambilamp.jpg[/img]La gente que participa vibra con la gente que anima. Y los que animan sienten la pasión que llevan los corredores. Este año fue una novedad salir a las cinco y media de la tarde, adelantaron la salida media hora, y esto permitió que toda la carrera fuera con luz diurna. No nos llovió como el año pasado aunque el cielo estaba cubierto. Toda la carrera fue rapidísima, se pasaban los puntos kilométricos sin darte cuenta. Sobre todo gracias a la gran labor y referencia que hace la liebre que marca los cuarenta minutos, sin él concretamente no hubiera batido la marca personal. Desde que salimos y durante todo Serrano le tenía controlado, ya por Alcalá (se volvía a pasar por la Puerta de Alcalá como en anteriores ocasiones) y al bajar por Castellana fuimos en paralelo. Antes de llegar a Atocha, sobre el cinco y medio ya le había pasado, después solo tuve que mantener el ritmo, constante, sin mirar atrás, las piernas funcionaban y durante toda la Avenida Ciudad de Barcelona tenía la sensación de volar, el seis, el siete y el ocho se pasaron como si nada. Pero pronto volvía la cruda realidad y pese a que la San Silvestre es una carrera para hacer marca, no todo es fácil. Según pasas por debajo del Puente de Vallecas sabes que queda muy poco y eso es en mi opinión lo que hace que la cuesta de Albufera sea más llevadera. [img class=imgRight alt=volkswagen]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/volkswagen.jpg[/img]Yo solo pensaba en Paracuellos, en las peores cuestas sobre las que entrenamos y en que si perdía excesivo tiempo aquí todo lo anterior no serviría de nada. Hasta el último aliento se quedó por las calles más recónditas de Vallecas y por fin, no sin antes emocionarnos con un arco rojo que se veía al fondo y simulaba la llegada pero que debía ser para los corredores sin dorsal, giro a izquierdas, subida, carteles amarillos de cien metros, el arco de llegada, tres cronos para cada oleada, en la primera marcaba treinta y nueve alto, decenas de corredores entrando a la vez, miras al cielo, internamente sientes que lo has logrado y por un momento te dan ganas de llorar de alegría. Esa es la verdadera recompensa de todo el sufrimiento y él porque cada vez hay más fanáticos de este deporte. Nos despedimos del 2010 imponiendo la mejor marca hasta ahora, unos [b]00:39:39[/b] para quedar, el 220 de mi categoría y el 583 de la general. Y los pasos por el km. 2.5, 5 y 7.5 en 10:00, 19:35 y 28:51. Curiosamente el año pasado tuve mejores registros en el primero 09:16 y en el último 28:32. Lo que quiere decir que este año he conseguido mantener mejor el ritmo al final bajando esos diez segundos. Después lo celebramos en los bares con los amigos y cenando con la familia brindando en cierto modo por seguir igual de bien y a ser posible mejorar el próximo año.