Sígueme por rss

XXXI San Silvestre Vallecana

XXXI San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2008 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=san silvestre vallecana 2008]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/vallecana2008.jpg[/img] Seis meses de entrenamiento. Más de 275 kilómetros recorridos. 9 carreras completadas. Recuerdo la sensación de llegar a la extenuación con el calor de Agosto en la Human Race, el vaho de la respiración con el frio de Paracuellos o los entrenamientos de noche acompañado únicamente de las luces naranjas de las farolas que iluminan una carretera solitaria, viendo pasar una tras otra las lineas blancas discontinuas. Tanto tiempo esperando y preparándonos para esta carrera. La última carrera del año, que se celebra el mismo día de fin de año, llena de magia, encanto y sorpresas, aunque al final se ha pasado y la verdad es que deja un ligero sabor agridulce. Lo primero que habría que destacar de ella sería el ambiente, espectacular, la salida en la calle Concha Espina hizo que los aledaños del bernabeu se tiñeran de verde, algunos con disfraces (incluso simulando que paraban un autobus de la emt). Serían como las seis menos diez cuando intentamos acceder a la entrada por el lateral de Padre Damian pero nos cortaron el paso, la única entrada era por el lateral del Bernabeu que da a la Castellana, eso fue un caos todos intentando entrar a la vez y la acumulación de gente hizo que, de repente, estando por la torre que hace esquina con Concha Espina, sonara la salida de la carrera. [img class=imgLeft alt=corre por la calle madrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/correpormadrid.jpg[/img]Recuerdo perfectamente como un sentimiento de gran decepción me invadió por completo en ese momento, fue una sensación de, pero si yo tenía que estar ahí, no puede ser, después de todo lo que hemos hecho ahora nos perdemos la salida. En ese momento no me acordaba para nada que habría hasta tres salidas. Así que una vez que conseguimos entrar, con la gente de más de 50 creo, ya se empezaba a formar la segunda oleada. Sin dejar de asombrarnos por ver como el final de la primera convertía todo el ancho y largo de la calle de verde nos volvimos a ilusionar puesto que esta rara situación nos daba la oportunidad de salir casi desde muy adelante, con lo que nos evitaríamos los atascos que se forman una vez pasas por el arco de salida. Desde el escenario situado a nuestra izquierda animaban mientras sonaba una versión propia del tema de rocky, la famosa eye of the tiger. Era increible ver como la gente tiraba todo tipo de chaquetas, sudaderas, incluso algún plumas para quedarse únicamente con la camiseta, no creo que pensaran en volverlos a recuperar. Los nervios típicos de esperar no fueron más que en cualquier otra carrera porque de repente dieron la salida y ahí empezó la historia de 10 kilometros. [img class=imgRight alt=nike logo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/nike_logo_2.jpg[/img] Practicamente era ya de noche cuando empezamos a bajar Serrano, al principio no había nadie pero cuando entramos ya en donde la zona de comercios la gente se alineaba a ambos lados de la calle, animando, aplaudiendo. Fue en ese instante más o menos, sobre el segundo kilómetro cuando nos encontramos con la cola de la primera oleada y a partir de ahí hasta el final la carrera se convirtió en lo que menos le gusta a cualquier corredor, un zigzag para ir adelantando, con un ritmo totalmente discontinuo. Ahora bien, eso no hizo desmerecer en absoluto ver las calles por donde pasábamos con la iluminación navideña, la gente se paraba para hacerse fotos en grupo con la Puerta de Alcalá al fondo, las luces del Paseo del Prado así como los escenarios rojos de nike montados en algunos puntos kilométricos. Atocha volvía a ser un punto de referencia para todos y de ahí bajamos por Ciudad de Barcelona, y la gente seguía animando, nos dejaban incluso la mano para que la chocáramos como si fuéramos famosos. Empezamos la subida de Albufera y todos bajaron bastante el ritmo, yo sin embargo ahí me encontré bastante agusto, hasta ese momento lo estaba pasando realmente por las molestias en la parte delantera del gemelo supuestamente producidas por el recorrido siempre en bajada. En mi opinión, como ya he dicho en otras ocasiones, es fundamental mantener el mismo ritmo tanto en bajadas como en las subidas, quizá en esta especialmente se pueda aumentar más en bajadas puesto que son un porcentaje alto. [img class=imgLeft alt=telemadrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/telemadrid.jpg[/img]Todos bajaron el ritmo, la calle era más estrecha, y fue especialmente dificil adelantar, continuos acelerones para pasar por la izquierda o derecha, rozando casi con los espectadores porque es donde se suele dejar huecos. Dejamos Albufera y giramos a la derecha por una calle aún más estrecha, de una sola dirección con el espacio de un coche...imposible. Fue desesperante como, ver que queda un kilómetro escaso, sin encontrarte cansado, tus piernas y ritmo cardiaco te piden que aceleres la carrera para recortar todo lo posible y sin embargo tienes ir dando pasos cortos para no tocarte con el de delante, ni un hueco para adelantar. Así hasta el final...de ahí ese sabor como decía un poco agridulce. Si pese a todos esos contratiempos y debido al gran porcentaje de desnivel favorable conseguí estar en 43 minutos, sinceramente creo que sin ellos era una carrera para haber hecho una mejor marca, como haber bajado de los 42, y encima eso me hubiera dado la oportunidad de salir el año que viene desde esa marca (del cajon de Al final fueron unos [b]43:35[/b] para quedar en el puesto 1756, con una media de 4:22 por kilómetro. Un dato interesante, pese a que la albufera fuera de subida, fue que, en el paso por el kilómetro 5 tuve una marca de 20:52 y con ese ritmo constante posiblemanete se hubiera podido acabar en esos 41 tan deseados. Lo que es innegable es que nos ha servido de experiencia para futuros años. Lástima es que tengamos que esperar un año para volver a sentir la noche, la gente y el asfalto de Madrid bajo nuestros pies. Eso sí, el nuevo año, 2009, promete estar cargado de nuevas pruebas y dos retos o promesas que debo cumplir. Uno, bajar de 42 minutos en alguna carrera, la más propicia quizá vuelva a ser la de Canillejas. Y dos, poder participar e intentar acabar una media maratón, que posiblemente sea en la Behobia-San Sebastian a primeros de Noviembre. No se prevee ninguna prueba importante a la vista por lo que nos tomaremos un pequeño pero merecido descanso. Ha sido un verdadero placer y me siento orgulloso de haber coincido con algunos amigos en alguna que otra carrera como en la del Retiro o la misma San Silvestre, algunos de que hayan empezado a gustarle esto de correr al leer estas historias y otros que han prometido estar en la próxima San Silvestre. En cualquier caso espero que os vuelva a ver, sea o no corriendo.