Sígueme por rss

XV Trofeo Paris

XV Trofeo Paris

Posted by Antonio on 12 January 2014 | Comments

Tags: ,

xv trofeo parisCuriosamente he hecho el peor tiempo en un diez mil que yo recuerde en años pero ha sido la carrera que más rápida se me ha pasado. Sin reloj, sin música, con un ritmo de entrenamiento que me permitía fijarme en el entorno, chocar las manos de los niños y no sufrir al final. He vuelto a disfrutar corriendo.

La diferencia entre las carreras y los entrenamientos es que en las primeras pones en práctica todo lo aprendido en los segundos y te exiges más a ti mismo porque para eso te has preparado, o lo estás haciendo. Un dorsal, un chip, un crono, adelantamientos...todo te incita a exprimirte. Si has entrenado correctamente sufrirás, no olvidemos que te estás exigiendo el máximo, pero muy probablemente consigas tu objetivo y eso habrá merecido la pena.

Sin embargo si no entrenas, o no haces habitualmente, solamente conseguirás sufrir ymunimadrid sentirás la decepción de no haber logrado tu objetivo. Por ese motivo, si estás en el segundo caso, es bueno replantearse las carreras. Pese a que algunos te digan que vas de paseo. Si, reconozco que iba muy por encima de mi ritmo en un diez mil. Pero necesitaba no sentir el agobio del crono mirado en cada kilómetro, y resultó que al final se me pasó volando.

La prueba en sí, no fue nada distinta a anteriores ediciones. Bueno, me llamo la atención la hora de la salida, ¿las once?. El año pasado no la hice pero juraría que solía ser diez y media. Mejor, cuanto más tarde, menos “frio”. Salida muy lanzada, sigue habiendo poca gente para lo que suele ser habitual pero mucha gente buena en las primeras posiciones, como Pablo, compañero del club de atletismo y una verdadera máquina.

Mismo recorrido de todos los años. Suelo decir habitualmente que lo de estar marcados también los medios kilómetros es un poco tedioso pero este año ni me enteré. Perdí a Chema en los primeros kilómetros, y solo le veía cuando dábamos la vuelta por el puente e íbamos unos por un margen del río y los avanzados volvían por la otra orilla. En ese tramo me fijé también en Pablo y curiosamente no parecen que vayan cocacolatan rápido como realmente van.

Me daba tiempo a chocar la mano con los niños que se situaban a ambos lados del trazado. Pasé por la mitad de la prueba y fue cuando algún animador me soltó que iba de paseo. Pues sí. Y tan a gusto. Se pasó la segunda parte igual de rápido que la primera. En vez de ir mirando el suelo como de costumbre disfrutaba de los alrededores del Parque. Y así llegó el final, con todas las fuerzas para esprintar pero en vez de eso, cogí a pocos metros a mi niña en brazos y volví a entrar con ella andando.

El tiempo fue de 0:44:48, demasiado alto para esta carrera, lo reconozco. Pero es lo que hay de momento. Posición 344 de unos 1000 participantes.