Sígueme por rss

XII Media Maratón de Madrid

XII Media Maratón de Madrid

Posted by Antonio on 1 April 2012 | Comments

Tags: ,

media maraton madrid Madrid pasa factura. Esta es la frase que sin duda mejor resume lo acontecido en esta prueba. Ni siquiera siendo la tercera participación podía prever un ritmo tan desastroso. No hubo ningún tramo durante el recorrido donde pudieras llegar a sentirte cómodo. Su exigente e irregular perfil así como la especial falta de entrenamiento, dio como resultado el peor tiempo respecto a los dos años anteriores.

Dejando a un lado que desde la media Universitaria no es que haya entrenado mucho y poniendo como ejemplo la Tragamillas de este año, donde más o menos llegué en las mismas condiciones, esta claro que la media de Villalba es mucho más exigente. Sin embargo me pregunto por qué en ambas hice el mismo tiempo. Solo se me ocurre pensar que en la primera iba mentalizado para ello y sin embargo en la de Madrid no le daba especial importancia.

El recorrido, analizado profundamente, la verdad es que tiene bastantes cosas negativas. Antes de entrar en detalle decir que el objetivo inicial era estar cerca de la asicshora y media, como en la Ciudad Universitaria y el globo que marcaba ese tiempo en la salida le tenía a escasos metros. Salida del Retiro. Pese a que este año intentaron adelantar un poco la salida no fue efectivo. Salimos casi andando, metiendo codos, haciendo zigzag para adelantar en el mejor caso o mini sprints por fuera del asfalto haciendo malabarismos entre el bordillo y los arbustos. Para llegar a la puerta de salida, o de entrada a la vuelta, y terminar en un parón descomunal por el embudo que se forma. Subida de Bravo Murillo. Más o menos tenía controlado al globo del tiempo por Príncipe de Vergana así como por Almagro, después de cruzar la Castellana por Diego de León, pero fue llegar a Alonso Martinez, kilómetro cuatro, e irle perdiendo de vista. Empezaba la eterna subida, mermando las fuerzas, durante cinco kilómetros, toda la calle Santa Engracia con los bomberos animando y todo Bravo Murillo entero, a la mitad ya ni veía ni el globo. Algo no iba bien. Y así hasta que llegas por fin a Plaza Castilla, con la lengua por el suelo, y piensas que lo peor ya ha pasado.

Bajada por Serrano. Para mi es tan malo una subida como una bajada a todo trapo, porque para mantener un buen ritmo bajando es primordial haber llegado en buenas condiciones. Si no lo que sucede, sanitasa mí por lo menos, es que mantienes el mismo ritmo con el que subías pero a cambio recuperas la respiración para poder aguantar el resto. Serrano está muy bien, pero para la San Silvestre. Subida por Diego de León. Después de la trepidante bajada, llega un repecho pasado Maria de Molina, y después de unos metros llanos enlazas con la pesada subida de Diego de León para volver a Príncipe de Vergara, kilómetro quince, donde todavía queda un falso llano hasta llegar de nuevo al Retiro. Es verdad que la gente en ese tramo anima sin parar y yo creo que no saben hasta que punto nos ayudan. Subida por Alfonso XII. Después de la bajada por Infanta Mercedes te encuentras a falta de menos de dos kilómetros con la famosa subida, que en toda buena prueba que transcurra por Madrid no puede faltar. Te acuerdas de la madre del organizador pero es verdad que a tan poco de la meta la subes por amor propio. Falso llano hasta la Puerta de Alcalá, mucho más falso hasta la entrada al Retiro.

Y finalmente, la entrada triunfal, amplia, llena de gente a ambos lados animando. Lo que se llama un auténtico rompepiernas de veintiún kilómetros para acabar con un tiempo de 1:34:23, posición 1610 de unos trece mil participantes, el 554 de mi categoría y un ritmo de 04:28 por kilómetro. Eso si, si hay algo positivo de esta carrera es que mejor entrenamiento de cara al maratón dentro de dos semanas en el mismo lugar es imposible que haya. Ya se sabe en esto de las carreras que Madrid es Madrid.