Sígueme por rss

VIII Carrera Paracuellos de Jarama

VIII Carrera Paracuellos de Jarama

Posted by Antonio on 16 March 2014 | Comments

Tags: ,

carrera paracuellosCambio de fecha significativo en esta carrera local. Del frío de Noviembre pasamos al cálido, suerte que hubo, ambiente de Marzo. Con una nueva organización a cargo del Mapoma todo pareció ir sobre ruedas. El circuito, por el momento invariable, siguió poniendo a prueba a todos los participantes.

El término que viene a la mente siempre es el de una carrera “agradable”, muy muy muy sufrida pero en sí acogedora. Si no se sufre es que no es carrera. La recogida del dorsal, guardarropa y entrega de la bolsa del corredor, muy completa por cierto con esa camiseta de tirantes naranja del maratón, se realiza en el pabellón de manera organizada. La participación “límitada” de mil participantes hace que eso, así como la salida o el calentamiento previo sea sin duda más cómodo. Y por último la llegada en la pista de atletismo es un puntito más a favor.

Se puede decir que estuvimos en grupos. ayto paracuellosChema y yo estuvimos por un lado calentando. Hector y su cuñado. Cris con el grupo de chicas del club. Poco a poco todos terminamos en el cajón de salida que nos correspondía. Una vez salimos, tal y como sucedió en Paris, empecé a perder a Chema poco a poco. Yo sabía que o guardaba algo al principio o lo pasaría muy mal. Por eso está carrera atrapa tanto. Porque tienes que planificarte muy bien, gestionarte a ti mismo, cuidar tus reservas.

Hasta el seis que empieza la subida de casi dos kilómetros, parece favorable pero te encuentras con un par de muros que te bajan de manera precipitada las reservas. Este año me permití el lujo de al pasar por casa, en el seis y medio, donde estaba toda la afición en vez, beberme en un botellín del Mahou para rehidratar. Según le pegué un buen trago del tirón y empecé a subir me quería morir, tenía un mal cuerpo, pero fue llegar la rotonda del centro comercial, eructar ;-) y se acabaron los males.

mapomaAun así el ritmo era malísimo. Y con la cuesta empeoró todavía más hasta llegar a los cinco por kilómetro. Menos mal que solo quedaban dos kilómetros porque las piernas ya estaban llegando a su límite. Después de unos cuantos sube-baja complicados por fin se divisaba la pista de atletismo. Pisar el suelo blando unido a ver la meta tan cerca fue un alivio.

Al entrar a meta pude ver como un componente del club de atletismo estaba en el suelo desplomado, aunque consciente, y a los pocos minutos entraba el Samur. Me enteré días después que le dio una pequeña lipotimia porque había entrenado fuerte y quería entrar entre los tres primeros corredores locales. Como ya dice al principio, esta carrera si te pasas al principio te puede pasar factura al final.

Recogimos la camiseta, nos comimos el donuts tranquilamente en el pabellón, nos hicimos unas fotos, comentamos la prueba y nos fuimos a rehidratarnos cerca de casa. Al final el tiempo fue de unos 0:46:55 para quedar en el puesto 246 de unos 1000 con una media de 04:41 por kilómetro. Chema estuvo en los 42:36, que es realmente un tiempazo en esta prueba.