Sígueme por rss

VI Carrera Paracuellos de Jarama

VI Carrera Paracuellos de Jarama

Posted by Antonio on 18 December 2011 | Comments

Tags: ,

carrera paracuellos Empiezo a dudar si participar en una carrera que podrías hacer con los ojos cerrados supone más ventaja que otras. Correr en casa conociendo cada palmo del recorrido de memoria. Sabiendo que esta prueba pone a prueba el fondo físico y la fuerza mental de cada participante. Terminas optando por afrontarla de un modo conservador y yo diría que eso no es del todo positivo.

Esta sensación tiene su razón de ser básicamente por la diferencia de tiempo de un año a otro. No creo que llegase en peor forma que el año pasado, ni que la climatología variase ni un ápice, ni que la salida no se pudiera marcar un ritmo inicial, ni que durante el día de antes realizase ningún exceso. Y sin embargo el año pasado bajé de cuarenta y dos, una marca para mi buenísima, y en esta la diferencia es de treinta segundos por encima. Ya sabemos que ninguna carrera que se celebra cada año por idéntico recorrido es igual pero entonces que es lo que varía, pues para mí este año fue la manera de plantearla. Es imposible querer contemporizar el ritmo al principio para intentar aumentarlo en el último tercio de carrera. atletismoY mucho menos en este tipo donde lo más complicado está justo en la mitad.

Los primeros kilómetros, salvo una cuesta corta que sube pulsaciones, son llanos y además incluyen una bajada de casi un kilómetro en fuerte pendiente terminando antes del tres, luego vuelve a ver una subida más larga que empieza a mermar fuerzas, pero seguidamente vuelve otro llano hasta la primera rotonda, pequeño tramo de sube baja hasta la segunda rotonda y más o menos ahí tenemos los cuatro primeros kilómetros. Si aquí no has tratado de imponer un ritmo alto pensando en lo que viene a continuación, ya jamás volverás a hacerlo. Porque a continuación viene una subida terrorífica en la que acabaras a mil pulsaciones, y aunque el siguiente tramo es en bajada tu único pensamiento consistirá en mantener el ritmo de subida para recuperar la respiración.

Una ligera ayuda con el avituallamiento. Sigue el tramo en descenso pero sabiendo lo que sigue a continuación mantienes el ritmo. Kilómetro seis, empieza la verdadera carrera, casi un kilómetro de subida continua por la una avenida ancha, seguido de un giro a izquierdas para empezar una nueva subida de unos cien o dos cientos metros mucho más pronunciada. Cuando terminas, solo te queda oxígeno para decirte a ti mismo que lo peor a pasado. De nuevo en el horizonte casi un kilómetro completamente recto y llano, perfecto para recortar segundos. Pero quien es capaz sabiendo que todavía quedan dos kilómetros. foro atletismoNuevo tramo en sube y baja bastante pronunciado pasando entre el colegio y los chalets, para volver a superar una nueva cuesta de inclinación y longitud como la primera viendo el cartel del nueve. Ya se ve la pista de atletismo con la meta y te da ánimos pensando que no queda nada.

Solo un último escollo, un giro de ciento ochenta grados que te frena por completo y te obliga a salir desde cero. Ya el resto es una bajada hasta la pista y la suavidad del tartán bajo tus pies hace que sea hasta fácil pegar un último esprint viendo el arco de divina pastora con el crono. El frio se apodera de tus pulmones y empiezas a toser. Poco a poco recuperas el aliento mientras caminamos hasta el pabellón del polideportivo, con el suelo enmoquetado para poder estirar bien, recogiendo la bolsa del corredor donde lo mejor pasó a ser el donuts, en vez de la fantástica camiseta de otros años. La crisis.

Al final hay que quedarse con lo positivo y de cara a la San Silvestre seguro que no hay mejor entrenamiento que hacer en un perfil muy exigente un tiempo neto de 0:42:21 con un ritmo de 04:14 por kilómetro para quedar en el puesto 86. Curiosamente con peor tiempo que el año pasado y en cambio casi cien puestos menos, se nota bastante la coincidencia de otras carreras famosas este mismo fin de semana.