Sígueme por rss

V Carrera Paracuellos de Jarama

V Carrera Paracuellos de Jarama

Posted by Antonio on 28 November 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=carrera paracuellos]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/paracuellos_2010.jpg[/img] Correr en casa puede suponer un exceso de euforia difícil de controlar. Es complicado no dejarse llevar por la confianza que provoca conocerte de memoria cada metro del recorrido. Al final pagué caro ese error en los últimos kilómetros teniendo que disminuir considerablemente el ritmo o sabía que no acabaría la carrera sin pararme antes. Aún así el tiempo fue bastante positivo. Según la predicción del tiempo pensábamos que amanecería nevado o que iba a estar nevando nevando durante la carrera. Eso daba una idea del intenso frío bajo el que tendríamos que disputar la prueba. Sin embargo amaneció ciertamente despejado y el sol se dejaba ver para dar algo de calidez al evento. Arco de Divina Pastora y salida colocada en el Paseo del Radar perfectamente organizada por tiempos. Nos situamos en el de hasta cuarenta minutos por ser el más cercano, tal vez poco realista pero si te rodeas de corredores más rápidos eso te obligará a intentar estar a su nivel y mejorar tus marcas. Quizá debido a ese nivel, o por el frío, o por el exceso de confianza que mencionaba al principio todos empezamos a un ritmo elevado. La primera subida, sobre el primer kilómetro, [img class=imgLeft alt=metrovacesa]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/metrovacesa.jpg[/img]me pareció espectacular la manera y la agilidad con la que nos la quitamos de encima. Recorrido llano entre los chalets hasta el segundo kilómetro, donde empieza una parte característica de esta carrera, poder observar desde lo alto la gran fila de corredores que se forma y el colorido de ella a través de casi un kilómetro de tremenda bajada por la avenida de la circunvalación con cuatro carriles de ancho seguida de una importante subida. Tramo ligeramente llano con pequeños sube y baja fáciles de superar pero al pasar el kilómetro cuatro, punto clave, quinientos metros aproximadamente de subida con una pendiente bastante pronunciada. Intenté no perder el ritmo con el que llegaba a ese punto y tal vez no fue la mejor idea porque llegué arriba completamente sin aliento. En el kilómetro y medio siguiente, cuesta abajo, pude recuperar algo de fuerzas sin por ello perder excesivo tiempo aunque algo no funcionaba igual, a partir de ese momento la respiración dejó de ser acompasada. Ni siquiera el avituallamiento fue tan salvador como en otras carreras. Me eché un poco de agua por el cuello y no sentí el más mínimo cambio debido al frío del ambiente. [img class=imgRight alt=atletismo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/atletismoparacuellos.jpg[/img]Segundo punto clave y otra característica de esta durísima carrera. ¿Quién se siente cómodo con un kilómetro y medio de eterna subida, después de haber recorrido seis anteriores y viendo como a cada paso que das la inclinación de la pendiente es mayor? Ves como tu ritmo decae sin que puedas evitarlo a causa de la falta de oxígeno y es cuando te vienen a la mente frases como, me paro, aunque sea un segundo, no puedo más… Al final yo creo que todos lo superamos gracias a una buena condición física y mental, con la única idea de que se acabe cuanto antes para poder, entre comillas, descansar. Una vez pasas el infierno ya no eres capaz de aumentar el ritmo. Encima sabes que lo que queda no es un camino de rosas precisamente, después del llano, al cruzar la avenida Juan Pablo II otra cuesta arriba, corta pero intensa, recuperas un poco bajando de nuevo entre chalets y el último repecho durísimo en el kilómetro nueve. Ya solo te mantienes corriendo por inercia hasta que por fin entras en la pista de atletismo, y ves el arco de llegada, y corres por el tartán, como si fuera una esponja después del asfalto, y es como si de nuevo empezara la carrera, quieres que se acabe cuanto antes, no puedes esprintar porque las fuerzas no te dan para ello pero si vuelves a recuperar el ritmo del principio, arañas unos segundos y cruzas la meta sabiendo que has superado momentos muy difíciles. [img class=imgLeft alt=fisioelite]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/fisioelite.jpg[/img]Una estupenda mantita a la llegada para paliar el frío. Tratas de no parar en seco andando un poco, y de repente la tos al respirar, un malestar general provocado por el sudor frio, el mareo te obliga a agacharte y por un momento parece que fueras a devolver. Afortunadamente tan solo dura unos minutos. Hacía mucho tiempo que no me encontraba tan especialmente mal al terminar una carrera. Como decía, el tiempo para lo exigente de la prueba no estuvo mal, acabé en [b]0:41:55[/b], puesto 172 de unos mil doscientos participantes. Y con la observación de pasar en los primeros cinco kilómetros en un tiempo de 20:34, en la posición 160. Perdí doce posiciones y la eterna cuesta se llevó ese escaso minuto y medio de diferencia. Se acabó este mes de locura, con carreras cada domingo y entramos en el final de año, con las tradicionales San Silvestres.