Sígueme por rss

Carreras populares

Viewing entries tagged with 'vallecana'

XXXVI San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2013 | Comments

Tags: ,

san silvestre vallecana 2013Nuestra sexta edición y parece que fue ayer cuando empezamos. En aquel entonces fuimos con camiseta verde pero este año el color elegido fue el rojo. Desde luego que se ha ganado ser una cita obligatoria siempre y cuando podamos. El ambiente como de costumbre estuvo a la altura de la gran cita.

comments | Read the full post

XXXV San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2012 | Comments

Tags: ,

san silvestre vallecana 2012Otro año más, y con esta ya van cinco veces, nos despedimos del año a lo grande participando en la carrera más multitudinaria del mundo. En cada edición suben las inscripciones y se agotan al momento. Ya son cuarenta mil los que corrimos formando una marea de color naranja por las calles adornadas de Madrid.

comments | Read the full post

XXXIV San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2011 | Comments

Tags: ,

san silvestre vallecana 2011 La magia y el encanto se apoderan de Madrid el último día del año. Cada vez somos más los fanáticos que disfrutamos de este deporte hasta el último momento y todos los que participamos junto con el público animando hacemos que esta sea una carrera inimaginable luciendo cada año un color distinto. Esta vez las calles de la capital brillaron más que nunca con el blanco de las camisetas.

comments | Read the full post

XXXIII San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=san silvestre vallecana 2010]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/vallecana2010.jpg[/img] Realmente me quedo sin adjetivos para describir esta carrera. Solo el que haya participado alguna vez sabe lo que realmente se siente en ella. Solo el que está allí el último día del año, formando parte de algo grandioso, siendo una pequeña parte de la inmensa marea que cada año pone todo Madrid de un color, descubre la magia y el deseo de querer repetir en la siguiente edición. Por algo será. Este año toco de azul. La camiseta Nike es similar a la del año pasado, las mangas largas de gris oscuro y el rosa dejo paso a un azul muy llamativo. Nada más y nada menos que treinta y cinco mil camisetas. Volvimos a superar el número máximo de participantes y cada vez vamos a más. La gente parece organizarse mejor y se guarda un momento para ellos en fin de año, haciendo deporte y disfrutando al mismo tiempo de la fiesta y el espectáculo que lleva consigo la auténtica San Silvestre. Apuesto a que todos ellos han compartido con sus seres queridos durante la cena o algún momento de la noche algún momento o alguna anécdota relacionada con ella. [img class=imgLeft alt=ambilamp]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ambilamp.jpg[/img]La gente que participa vibra con la gente que anima. Y los que animan sienten la pasión que llevan los corredores. Este año fue una novedad salir a las cinco y media de la tarde, adelantaron la salida media hora, y esto permitió que toda la carrera fuera con luz diurna. No nos llovió como el año pasado aunque el cielo estaba cubierto. Toda la carrera fue rapidísima, se pasaban los puntos kilométricos sin darte cuenta. Sobre todo gracias a la gran labor y referencia que hace la liebre que marca los cuarenta minutos, sin él concretamente no hubiera batido la marca personal. Desde que salimos y durante todo Serrano le tenía controlado, ya por Alcalá (se volvía a pasar por la Puerta de Alcalá como en anteriores ocasiones) y al bajar por Castellana fuimos en paralelo. Antes de llegar a Atocha, sobre el cinco y medio ya le había pasado, después solo tuve que mantener el ritmo, constante, sin mirar atrás, las piernas funcionaban y durante toda la Avenida Ciudad de Barcelona tenía la sensación de volar, el seis, el siete y el ocho se pasaron como si nada. Pero pronto volvía la cruda realidad y pese a que la San Silvestre es una carrera para hacer marca, no todo es fácil. Según pasas por debajo del Puente de Vallecas sabes que queda muy poco y eso es en mi opinión lo que hace que la cuesta de Albufera sea más llevadera. [img class=imgRight alt=volkswagen]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/volkswagen.jpg[/img]Yo solo pensaba en Paracuellos, en las peores cuestas sobre las que entrenamos y en que si perdía excesivo tiempo aquí todo lo anterior no serviría de nada. Hasta el último aliento se quedó por las calles más recónditas de Vallecas y por fin, no sin antes emocionarnos con un arco rojo que se veía al fondo y simulaba la llegada pero que debía ser para los corredores sin dorsal, giro a izquierdas, subida, carteles amarillos de cien metros, el arco de llegada, tres cronos para cada oleada, en la primera marcaba treinta y nueve alto, decenas de corredores entrando a la vez, miras al cielo, internamente sientes que lo has logrado y por un momento te dan ganas de llorar de alegría. Esa es la verdadera recompensa de todo el sufrimiento y él porque cada vez hay más fanáticos de este deporte. Nos despedimos del 2010 imponiendo la mejor marca hasta ahora, unos [b]00:39:39[/b] para quedar, el 220 de mi categoría y el 583 de la general. Y los pasos por el km. 2.5, 5 y 7.5 en 10:00, 19:35 y 28:51. Curiosamente el año pasado tuve mejores registros en el primero 09:16 y en el último 28:32. Lo que quiere decir que este año he conseguido mantener mejor el ritmo al final bajando esos diez segundos. Después lo celebramos en los bares con los amigos y cenando con la familia brindando en cierto modo por seguir igual de bien y a ser posible mejorar el próximo año.

comments | Read the full post

XXXII San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2009 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=san silvestre vallecana 2009]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/vallecana2009.jpg[/img] Esta es la carrera de las sensaciones. Todos los sentimientos que se te pueden imaginar allí se dan cita uno tras otro. La elevada participación, el colorido de las camisetas, las luces de la ciudad y la gente animando constantemente hace sea realmente mágica. La lluvia para mi fue un gran aliado aunque a veces fue tan fuerte y racheada que en ocasiones se convirtió en un calvario. No estábamos dispuestos a perdernos tal acontecimiento y allí acudimos al atardecer veintidos mil locos. Vestidos con una extravagante camiseta nike de color rosa y mangas grises con el dorsal grabado en blanco. Fuimos en metro desde Barajas y nos bajamos en la estación de Colombia para poder ir calentando previamente, hacía frío pero no tanto como es de esperar un 31 de Diciembre. Desde lo lejos ya se oía el ambiente y lo pudimos comprobar cuando llegamos al Bernabeu bajando por Padre Damian, decenas de furgonetas esperaban para llevar los millares de bolsas con la ropa de los corredores a la zona de llegada. El bullicio era impresionante, miles y miles de participantes en el mismo sitio y a la misma hora, cada uno con una historia propia que contar. [img class=imgLeft alt=telemadrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/telemadrid.jpg[/img]Nos dirigimos con antelación a nuestro cajón de salida, fuimos al principio de Concha Espina donde estaba situada la marca de 60' y por el lateral derecho fuimos pasando a través de controles enseñando nuestra pulsera dorada hasta esos 42'. Por delante nuestra solo quedaba el último cajón de 38' y el famoso stand rojo con el letrero de San Silvestre Vallecana 2009 que marca la salida de todos los grupos. Había animación, música, cámaras, una pantalla enorme justo enmedio colgada del stand. Miraras por donde miraras todo era de color rosa, salvo el cielo que por detrás nuestro se estaba empezando a poner muy, muy oscuro. Faltaban como unos 15 minutos, eternos, y mientras lo único que puedes hacer es saltar, estirar...no puedes permanecer quieto ni un segundo por esos nervios que tienes previos a la salida. Desearías fotografiar ese momento y de casualidad, mirando a nuestro alrededor, nos dimos cuenta que justo detrás nuestra estaba un viejo conocido, Manolo Sanchis. Empezó a llover seriamente, tanto que algunos tuvieron que volver a coger la ropa que previamente habían tirado a la valla. Cuenta atrás. Los números en la pantalla. Tres, dos, uno. Salimos. Y como si se tratara de una avalancha teñida de rosa empezamos a correr como pudimos. Ni siquiera en esta ocasión pudimos llevar el ritmo desde el inicio debido a la multitud de participantes. Además nos encontramos en nuestro lado con una cámara móvil, que iba mucho más despacio, y tuvimos que superarla con dificultad por cualquiera de los lados.[img class=imgRight alt=ambilamp]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ambilamp.jpg[/img] El recurso de llevar la mano derecha en alto para mantener contacto y distancia con el que te precede es muy efectivo, al igual que tu sentías por la espalda como te empujaban. Nada, el primer kilómetro se fue a 04:30, demasiado alto para tener únicamente la complicada subida de Concha Espina. Pasamos por la plaza de los delfines y era prácticamente de noche, todavía quedaba algún resquicio de luz, pero al girar en la calle Vitruvio para enlazar con Castellana, el cielo se oscureció del todo, empezó a llover mucho más fuerte, incluso llegó a granizar. No llegaba a ser daño pero si se notaba en las zonas desprotegidas de ropa. Eso hizo que me evadiese, y al recordar lo mal que lo pasamos en la Behobia pensé que esto no era para tanto. Llegamos a la Castellana, pero esta vez en bajada, el sitio perfecto para mantener un buen ritmo constante. Veía pasar las señalizaciones rojas verticales de los kilómetros pero en ningún momento se me ocurrió mirar el reloj. Me encontraba bien, procuraba seguir la estela de algún corredor que fuera a mi ritmo y adelantaba enseguida al que llevaba uno por debajo, en ningún momento hay que acomodarse, y por experiencia se que pasa cuando uno no va bien. [img class=imgRight alt=ibercaja]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ibercaja.jpg[/img]Además me fui ayudando (fundamental) de seguir en todo momento un globo amarillo que portaba un corredor y que marcaba el ritmo de 40', procuré que la distancia visual siempre fuera la misma. Con los pies calados por todos los charcos que era imposible evitar, sintiendo la fina lluvia sobre el rostro, viendo las luces iluminadas, la gente que animaba sin parar con los paraguas agolpados unos con otros, llegamos a Ciudad de Barcelona. La sensación que tuve en ese tramo fue de ser mucho más rápido que hasta ahora, podríamos llevar más de veinte minutos y tal vez el cuerpo respondía mejor. El caso es que ya iba a la par del corredor que llevaba la marca y poco antes del puente de Vallecas decidí pasarle. Una decisión difícil pero muy importante porque es la misma situación que tienes durante la carrera de seguir el ritmo de un corredor que sabes de por si que es más lento, si te conformas con eso o quieres más. Yo en ese momento sabía, sentía, quería, estaba mentalizado, seguro de mi mismo, que iba a bajar de esa marca. Era ahora o nunca porque un poco más adelante estaba apunto de llegar la parte difícil, aunque contradictoriamente podría decirse que es mi terreno. [img class=imgLeft alt=marca]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/marca.jpg[/img]No voy a negar que coroné la avenida de la Albufera con una sensación de axfisia tremenda, lo que viene siendo ese momento clave de querer parar a toda costa, pero durante el tramo yo me sentí muy cómodo, adelantaba al resto de corredores sin darme cuenta. Me planifiqué para no guardar fuerzas ya que que sabía que que después era una ligera bajada donde poder recuperar. Y si eso no fue suficiente, comenzó a llover otra vez, fue como un gran alivio para mi sentir de nuevo las gotas por la cara y las piernas, miraba al cielo y le daba las gracias. Último kilómetro, eterno, no se veía el final. Mi mente no tuvo ninguna excusa a la que agarrarse, recuperé y volvía a coger ritmo, sabía que estaba seguro por debajo de 40', estaba lloviendo, después de nueve kilómetros ¿vas a estropear toda la carrera por el último?, no. Se te pasan muchas cosas por la mente en ese momento y de repente te encuentras con el sabido repecho (cartel de 50 metros) justo antes de girar a izquierda y entrar en la llegada, rodeado de gente, lleno de luces blancas...y no te da tiempo a reaccionar porque había tres cronómetros según la oleada, creo que en la primera iba por los 40 (había tres salidas de oleadas). Supuse que había que restar algunos segundos por la salida pero no sabía realmente el número exacto. Cuando cruzas la línea de meta te invade por completo una sensación de orgullo, de haber conseguido algo importante y aquí, en esta carrera tan especial, se multiplica esa sensación. Una vez asimilado, te quitas el chip para entregarlo a cambio del avituallamiento. Al final según los datos oficiales mi tiempo es de [b]0:39:49[/b], mi mejor marca hasta ahora, haciendo una media de 03:59 minutos por kilómetros y los pasos por el km.2.5, 5 y 7.5 en 09:16, 20:00 y 28:32 respectivamente. Y así acaba esta vez la historia, así acabamos el año, corriendo, dejándonos el alma en otra carrera inolvidable.

comments | Read the full post

XXXI San Silvestre Vallecana

Posted by Antonio on 31 December 2008 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=san silvestre vallecana 2008]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/vallecana2008.jpg[/img] Seis meses de entrenamiento. Más de 275 kilómetros recorridos. 9 carreras completadas. Recuerdo la sensación de llegar a la extenuación con el calor de Agosto en la Human Race, el vaho de la respiración con el frio de Paracuellos o los entrenamientos de noche acompañado únicamente de las luces naranjas de las farolas que iluminan una carretera solitaria, viendo pasar una tras otra las lineas blancas discontinuas. Tanto tiempo esperando y preparándonos para esta carrera. La última carrera del año, que se celebra el mismo día de fin de año, llena de magia, encanto y sorpresas, aunque al final se ha pasado y la verdad es que deja un ligero sabor agridulce. Lo primero que habría que destacar de ella sería el ambiente, espectacular, la salida en la calle Concha Espina hizo que los aledaños del bernabeu se tiñeran de verde, algunos con disfraces (incluso simulando que paraban un autobus de la emt). Serían como las seis menos diez cuando intentamos acceder a la entrada por el lateral de Padre Damian pero nos cortaron el paso, la única entrada era por el lateral del Bernabeu que da a la Castellana, eso fue un caos todos intentando entrar a la vez y la acumulación de gente hizo que, de repente, estando por la torre que hace esquina con Concha Espina, sonara la salida de la carrera. [img class=imgLeft alt=corre por la calle madrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/correpormadrid.jpg[/img]Recuerdo perfectamente como un sentimiento de gran decepción me invadió por completo en ese momento, fue una sensación de, pero si yo tenía que estar ahí, no puede ser, después de todo lo que hemos hecho ahora nos perdemos la salida. En ese momento no me acordaba para nada que habría hasta tres salidas. Así que una vez que conseguimos entrar, con la gente de más de 50 creo, ya se empezaba a formar la segunda oleada. Sin dejar de asombrarnos por ver como el final de la primera convertía todo el ancho y largo de la calle de verde nos volvimos a ilusionar puesto que esta rara situación nos daba la oportunidad de salir casi desde muy adelante, con lo que nos evitaríamos los atascos que se forman una vez pasas por el arco de salida. Desde el escenario situado a nuestra izquierda animaban mientras sonaba una versión propia del tema de rocky, la famosa eye of the tiger. Era increible ver como la gente tiraba todo tipo de chaquetas, sudaderas, incluso algún plumas para quedarse únicamente con la camiseta, no creo que pensaran en volverlos a recuperar. Los nervios típicos de esperar no fueron más que en cualquier otra carrera porque de repente dieron la salida y ahí empezó la historia de 10 kilometros. [img class=imgRight alt=nike logo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/nike_logo_2.jpg[/img] Practicamente era ya de noche cuando empezamos a bajar Serrano, al principio no había nadie pero cuando entramos ya en donde la zona de comercios la gente se alineaba a ambos lados de la calle, animando, aplaudiendo. Fue en ese instante más o menos, sobre el segundo kilómetro cuando nos encontramos con la cola de la primera oleada y a partir de ahí hasta el final la carrera se convirtió en lo que menos le gusta a cualquier corredor, un zigzag para ir adelantando, con un ritmo totalmente discontinuo. Ahora bien, eso no hizo desmerecer en absoluto ver las calles por donde pasábamos con la iluminación navideña, la gente se paraba para hacerse fotos en grupo con la Puerta de Alcalá al fondo, las luces del Paseo del Prado así como los escenarios rojos de nike montados en algunos puntos kilométricos. Atocha volvía a ser un punto de referencia para todos y de ahí bajamos por Ciudad de Barcelona, y la gente seguía animando, nos dejaban incluso la mano para que la chocáramos como si fuéramos famosos. Empezamos la subida de Albufera y todos bajaron bastante el ritmo, yo sin embargo ahí me encontré bastante agusto, hasta ese momento lo estaba pasando realmente por las molestias en la parte delantera del gemelo supuestamente producidas por el recorrido siempre en bajada. En mi opinión, como ya he dicho en otras ocasiones, es fundamental mantener el mismo ritmo tanto en bajadas como en las subidas, quizá en esta especialmente se pueda aumentar más en bajadas puesto que son un porcentaje alto. [img class=imgLeft alt=telemadrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/telemadrid.jpg[/img]Todos bajaron el ritmo, la calle era más estrecha, y fue especialmente dificil adelantar, continuos acelerones para pasar por la izquierda o derecha, rozando casi con los espectadores porque es donde se suele dejar huecos. Dejamos Albufera y giramos a la derecha por una calle aún más estrecha, de una sola dirección con el espacio de un coche...imposible. Fue desesperante como, ver que queda un kilómetro escaso, sin encontrarte cansado, tus piernas y ritmo cardiaco te piden que aceleres la carrera para recortar todo lo posible y sin embargo tienes ir dando pasos cortos para no tocarte con el de delante, ni un hueco para adelantar. Así hasta el final...de ahí ese sabor como decía un poco agridulce. Si pese a todos esos contratiempos y debido al gran porcentaje de desnivel favorable conseguí estar en 43 minutos, sinceramente creo que sin ellos era una carrera para haber hecho una mejor marca, como haber bajado de los 42, y encima eso me hubiera dado la oportunidad de salir el año que viene desde esa marca (del cajon de Al final fueron unos [b]43:35[/b] para quedar en el puesto 1756, con una media de 4:22 por kilómetro. Un dato interesante, pese a que la albufera fuera de subida, fue que, en el paso por el kilómetro 5 tuve una marca de 20:52 y con ese ritmo constante posiblemanete se hubiera podido acabar en esos 41 tan deseados. Lo que es innegable es que nos ha servido de experiencia para futuros años. Lástima es que tengamos que esperar un año para volver a sentir la noche, la gente y el asfalto de Madrid bajo nuestros pies. Eso sí, el nuevo año, 2009, promete estar cargado de nuevas pruebas y dos retos o promesas que debo cumplir. Uno, bajar de 42 minutos en alguna carrera, la más propicia quizá vuelva a ser la de Canillejas. Y dos, poder participar e intentar acabar una media maratón, que posiblemente sea en la Behobia-San Sebastian a primeros de Noviembre. No se prevee ninguna prueba importante a la vista por lo que nos tomaremos un pequeño pero merecido descanso. Ha sido un verdadero placer y me siento orgulloso de haber coincido con algunos amigos en alguna que otra carrera como en la del Retiro o la misma San Silvestre, algunos de que hayan empezado a gustarle esto de correr al leer estas historias y otros que han prometido estar en la próxima San Silvestre. En cualquier caso espero que os vuelva a ver, sea o no corriendo.

comments | Read the full post