Sígueme por rss

Carreras populares

Viewing entries tagged with 'trofeo'

XV Trofeo Paris

Posted by Antonio on 12 January 2014 | Comments

Tags: ,

xv trofeo parisCuriosamente he hecho el peor tiempo en un diez mil que yo recuerde en años pero ha sido la carrera que más rápida se me ha pasado. Sin reloj, sin música, con un ritmo de entrenamiento que me permitía fijarme en el entorno, chocar las manos de los niños y no sufrir al final. He vuelto a disfrutar corriendo.

comments | Read the full post

XIII Trofeo Paris

Posted by Antonio on 8 January 2012 | Comments

Tags: ,

xiii trofeo paris Comienza el año, aún con la resaca deportiva del último día, con una prueba singular que como viene siendo habitual confirma el buen resultado conseguido hace tan solo una semana. Recorrido sencillo, casi nada de asfalto, dos vueltas de cinco kilómetros, señalizado a la perfección y perfil de lo más llano. Una prueba excelente para comprobar realmente cual es nuestro ritmo de carrera.

comments | Read the full post

XXXI Trofeo Akiles

Posted by Antonio on 11 December 2011 | Comments

Tags: ,

trofeo akiles Primera, y quizá última, participación es esta carrera que lleva consolidada durante mucho tiempo por el club que lleva su nombre y que siempre se realiza a finales de año en un lugar privilegiado para la práctica del deporte como es la Casa de Campo, el pulmón de Madrid. Casualidad o no la verdad es que en esta ocasión la fortuna no fue la aliada en la organización de la carrera.

comments | Read the full post

XII Trofeo Paris

Posted by Antonio on 9 January 2011 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=xii trofeo paris]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/paris_2011.jpg[/img] Con el recuerdo nostálgico de la San Silvestre todavía presente llega la primera carrera del año. No podíamos faltar a nuestra cita en el sur de Madrid dentro de un bonito paraje como es el Parque Lineal del Manzanares. Con un recorrido prácticamente sin altibajos y rodeado de naturaleza de la que poder disfrutar para confirmar finalmente que el último resultado en diez kilómetros no fue una casualidad. Aunque según te despiertas, un domingo temprano, lo último que quieres es levantarte luego es cierto que no te arrepientes porque llegas y te rodeas del ambiente deportivo, además esta vez teníamos que ir antes porque teníamos que animar a un pequeño representante que iba a participar por primera vez en las carreras infantiles en la distancia de un kilómetro. Lo hizo genial y este es solo el comienzo. Enhorabuena Álvaro. [img class=imgLeft alt=madrid]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/madridabout.jpg[/img]Después nos tocó el turno a los mayores, con dos vueltas de cinco kilómetros. No hubo tiempo ni de pensar, enseguida nos pusimos al ritmo infernal de menos de cuatro y en cada kilómetro se intentaban arañar segundos valiosos al crono para estar por debajo de cuarenta. Pese a que el entorno y el perfil son muy agradables hay un detalle que no ayuda nada, la señalización de los puntos kilométricos ya que cuando estas por la primera vuelta tienes que ver los de la segunda y de algún modo no puedes dejar de pensar en los que todavía te faltan. Un horror. Sin embargo al final, como sucede en todas, entre la música e intentar ver entre los espectadores a los de tú familia y a los otros compañeros que van por detrás en la carrera se van pasando sin querer los kilómetros y tan pronto estás pasando por el cinco bajo el arco de salida, como estas pasando por el puente al final del parque y te quedan solo dos. [img class=imgRight alt=madrid municipal]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/munimadrid.jpg[/img]Eso sí, el final es de lo mejor, de película. Después de casi diez mil metros entre asfalto al principio y el resto sobre tierra, a falta de unos trescientos metros aproximadamente, empieza una recta, cambia la superficie y empiezan tablas de madera, el crono de números rojos visible en todo momento al fondo, la gente situada a ambos lados formando un pasillo, aplaudiendo. Perfecto para hacer el último esfuerzo y arañar como sea los últimos segundos, hacerlo sabiendo que después, una vez cruzas puedes caer rendido porque se acaba. Me dio tiempo incluso a sacar un chupete y poder entrar con él para dedicarle mi mejor marca hasta ahora, después de la última San Silvestre, a mi futuro sobrino. Creo que soy el tío encargado de la educación deportiva o física. En cuanto a los resultados. Quedé en la posición 121 (ordenada por mi tiempo bruto 0:39:48) de unos mil participantes con un tiempo real de [b]0:39:44[/b]. Cinco segundos menos respecto al año pasado pero cinco segundos por encima de la San Silvestre. Y al igual que en la temporada pasada, de aquí nos vamos a la media de Santa Pola.

comments | Read the full post

XXVIII Trofeo San Lorenzo

Posted by Antonio on 25 July 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=trofeo san lorenzo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/sanlorenzo_2010.jpg[/img] Esta ha sido una de las carreras en donde he tenido la típica sensación de, esto ya lo he vivido. Parece que fue ayer cuando corrí solo en la pasada edición y de eso ya hace un año. Las mismas calles de Madrid, el mismo calor, las mismas sensaciones. La única diferencia es que está vez al menos he podido contar con la ayuda de mi inestimable compañero. El cielo despejado totalmente azul por la mañana, nada de tráfico por Madrid, aparcar en Méndez Álvaro cerca de la estación de Atocha, el sol reflejándose en el Museo Reina Sofía, subir por la sombría calle de Argumosa a recoger el dorsal en las mesas improvisadas, prepararse y calentar por los alrededores, esperar a que corten Ronda de Atocha para dar la salida. Todo era idéntico, todo, salvo la salida que nos situamos igualmente a apenas unos puestos de los primeros un poco escorados a la derecha. Daban ganas de salir a tope, ponerse el primero aunque fuesen dos segundos, salir en la típica foto de salida y luego irte para atrás a recuperarse. Un día habría que hacerlo. [img class=imgLeft alt=la caixa]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/lacaixa.jpg[/img]Mismo recorrido. Salida hasta la Puerta de Toledo, bajar por Ronda de Segovia, llano por los jardines del Campo del Moro hasta Príncipe Pío para coger con ganas la cuesta San Vicente. Recuerdo que no era malo el ritmo en la subida, adelanté a un par de corredores aunque luego me tuve que contentar con seguir a los demás. Tal vez sean de los aspectos que más hay que vigilar cuando sales tan adelante, tu propio ritmo, no te das cuenta pero puedes seguir a alguien que está por encima de tus posibilidades y eso acabe con un buen resultado a veces solo por el mero hecho de no verte adelantado. Al igual que hay que intentar ser más precavido en la primera mitad de la carrera. En cualquier caso la diferencia cuando sales desde muy atrás es increíble, pareces un avión respecto a los demás y eso te hace en ocasiones desconfiar, ¿iré demasiado rápido?, para nada, en estos casos el único ritmo que vale es el de uno mismo, y seguir el ritmo de otro corredor solo para "descansar" es un grave error porque no volverás a coger un buen ritmo. El cuerpo parece adaptarse a lo que tú le impongas, si se le exige, internamente responderá, siempre y cuando se haya preparado antes (entrenamientos, comida, sueño...etc). Y si se va a medio gas se acomodará. Ver desde tan cerca el Palacio Real es algo indescriptible. Calle Bailén, la catedral de la Almudena, el Puente Segovia hasta nuevamente la Puerta Toledo, volvemos otra vez sobre nuestros pasos, cogemos la calle Mayor en subida hasta Sol. Increíble, la gente animando. Reconozco que ya por aquel entonces iba demasiado cansado como para llevar una postura cómoda, el avituallamiento fue un alivio pero no lo suficiente, después hubo otro antes de llegar a la calle Alcalá que por supuesto volví a coger. Llegamos a Cibeles, derecha, [img class=imgRight alt=mahou]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/mahou.jpg[/img]Paseo del Prado, y aunque era llano las piernas las sentía demasiado pesadas, esto se corrobora porque empezaron a pasarme todos aquellos corredores de la cuesta San Vicente y Puerta Toledo. No tuve fuerzas para seguirlos y menos aún sabiendo que todavía quedaba la subida de entrada a meta. Al final pude acabar. Con la misma sensación que el año pasado, la de estar completamente empapado, entre el sudor y la poca agua del avituallamiento, si es que por aquel entonces quedaba algo. El excesivo calor tuvo su protagonismo. Y este año peor todavía por retrasarse la salida media hora, salimos finalmente a las nueve y media. Al final el resultado fue de [b]0:46:43[/b] para quedar en la posición 162 de unos mil participantes, y en el puesto 60 de mi categoría. Un minuto por encima de la pasada edición y un terrible resultado sea como sea. No recuerdo si en alguna había superado el tiempo respecto a la anterior, pero desde luego que tanto no. Es posible que el sobre esfuerzo de la última carrera pasara un poco de factura en la actual, aunque yo estoy convencido de que no deja de ser un toque de atención con una única y posible solución, hay que entrenar más. Sobre todo más distancia, más fondo, ya que con la del Rock and Roll han sido la mayoría entrenamientos de siete y ocho kilómetros, y más frecuencia, porque en algunas semanas solo he salido un día a correr. Se nota que ya es verano y que en cierto modo lo hemos dejado un poco de lado. Hay que volver en Septiembre con fuerzas renovadas.

comments | Read the full post

XI Trofeo Paris

Posted by Antonio on 10 January 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=xi trofeo paris]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/paris_2010.jpg[/img] Mismo lugar, a la misma hora, idéntico recorrido. El protagonista volvió a ser el frío que casi consigue hacer bajar la temperatura por debajo de los cero grados de no ser porque en alguna ocasión el sol hizo intención de querer acompañarnos tímidamente. Por tan solo un día, o tal vez unas horas, no repetimos la bonita estampa nevada de la pasada edición. Curiosamente es la única carrera que por dos veces ya hemos corrido con pantalón térmico largo. En mi opinión es algo muy significativo, y da una idea aproximada del intenso frío que sufrimos. Sobre todo entre corredores que compartimos la idea de que durante la carrera ya no tienes frío y te sobra todo, o que cuanto más ligero mejor. Con la camiseta pasa lo mismo, más vale pasar frío antes de empezar llevando una interior y una técnica de manga larga que pasarlo mal durante ella llevando puesto un forro o sudadera que no transpira lo suficiente y al final terminas agobiado e incómodo. Lo que es innegable, al menos en mi opinión, es que realmente es una muy buena carrera. Lo tiene todo, poca participación para poder salir bien por la línea de salida, kilómetros marcados exactos para llevar controlado el ritmo por kilómetro, incluso estaban marcados también los medios. Un perfil muy llano que no sobrecarga las piernas y favorece sobretodo llevar un ritmo uniforme. Cronometraje en el kilómetro cinco para evaluar de una manera sumamente importante después si fue mejor la primera o segunda parte del total. [img class=imgLeft alt=madrid municipal]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/munimadrid.jpg[/img]La organización muy bien, tanto para recoger el dorsal como al final en la entrega de la bolsa, que tenía una camiseta de algodón y una técnica del maratón de madrid del 2007 de Adidas, podías coger un desodorante, powerade, coca-cola y agua. Que más se puede pedir, además de celebrarse en un sitio original donde puedes ir disfrutando del paisaje y haciendo que tu mente no piense en lo cansado que va. Perfecta también para poder comparar el progreso de una edición a otra al ser como decía el mismo recorrido. Solo puedo hacer mención a dos detalles negativos, que en realidad son absurdos y que no desmerecen para nada. Uno, que tal vez haya demasiado giros bruscos. Al ser un parque, las curvas o el paso por algún que otro puente hace que haya que hacer giros de noventa grados y eso implica, aparte de por el miedo al hielo, bajar inconscientemente el ritmo y volver a acelerar una vez pasada la curva. Y dos, que al estar marcados tan bien los kilómetros y ser un circuito de dos vueltas en la primera se convierte en un severo inconveniente, a nivel mental me refiero. Ves el kilómetro dos por ejemplo y poco después está el siete, no puedes evitar pensar que solo llevas dos y te queda todavía pasar nuevamente por allí y aún así te seguirán quedando tres, vamos, un mundo. Pero bueno, al final la completamos como todas, acabando fundido, y poco antes tirando de corazón para superar ese momento de querer parar. Merece la pena sufrir entrenando o durante la carrera para vivir el momento justo antes a cruzar la meta. Es imposible explicar como llegas al kilómetro nueve setecientos, no puedes más, pero estás [img class=imgRight alt=fam]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/fam.jpg[/img]en la recta final y ves al fondo los números amarillos que marcan treinta y nueve, cuestión de milésimas de segundo lo que tarda un escalofrío lleno de adrenalina en recorrer tu cuerpo y sin saber de donde sacas la fuerza, esprintas como un rayo para intentar bajar tan solo un segundo tu marca. Tienes que esperar a que salgan los resultados por chip antes de hacer valoraciones exactas, aunque por los minutos ya sabes si es buen o mal tiempo. Decía que lo bueno de esta carrera es que se puede comparar con el año pasado, y gracias a eso creo que debo de sentirme orgulloso por haber superado cualquier previsión más optimista. De los 0:43:05 he bajado oficialmente el tiempo a [b]0:39:49[/b], tres minutos en un año exactamente, quedando en la clasificación (ordenada por el tiempo bruto 0:40:00) en el puesto 139 y el 54 de mi categoría. Curiosamente, este resultado es idéntico a la última, la San Silvestre. Que casualidad, mismo tiempo, misma media por kilómetro a 03:59, incluso en el paso por el 5 a 0:20:19, haciendo mejor la segunda parte. Es importante afianzar ese ritmo de carrera sobre todo en un recorrido como este, completamente llano. Aunque ahora debemos dejar de hacer cábalas porque la siguiente será muy distinta y no es comparable con ninguna, ni siquiera con la Behovia que eran veinte kilómetros, ya que en Santa Pola, en la Mitja Maratón (valenciano) nos enfrentaremos a esos 21 kilómetros y 97 metros, que son exactamente la mitad de un maratón. Lo importante, coger experiencia y sensaciones de carrera para preparar la media de Madrid en Abril.

comments | Read the full post

XXX Trofeo José Cano

Posted by Antonio on 15 November 2009 | Comments

Tags: , ,

[img class=imgRight alt=trofeo jose cano]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/trofeo_jose_cano_2009.jpg[/img] Te levantas temprano, te mentalizas de que no va a ser fácil, te preparas físicamente y una vez que dan la salida es ahora o nunca. No hay excusas posibles en que pensar. En cada kilómetro tienes que estar a la altura, y pese a bajar de cuatro en la mayoría, todos y cada uno de ellos te parecen un mundo. Pero al final obtienes todo por lo que sufres durante treinta y nueve largos minutos. No voy a negar que haber conseguido bajar de cuarenta minutos es algo con lo que soñaba cuando empezamos, y produce además una sensación muy especial mezcla de orgullo y satisfacción personal. Pero no nos engañemos, solo son seis segundos. Es mucho más importante pensar que, primero, me afianzo en esos cuarenta minutos en carreras de las llamadas "normales", es decir, sin que sean con un recorrido muy favorable. Y segundo, la diferencia de dos minutos y cuarenta y cinco segundos con la anterior edición. [img class=imgLeft alt=ibercaja]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ibercaja.jpg[/img]Gracias a que el recorrido es idéntico es muy bueno comparar para ver realmente la progresión. Carreras como la Liberty que fueron unos tres minutos menos y la última del CSIC, aunque en esta edición las obras de Serrano fueron un serio impedimento de mejorar. Siempre hay que conseguir hacerlo mejor, aunque sea tan solo en un segundo. Teniendo en cuenta que, aunque sea el mismo circuito, nunca una carrera es idéntica a la anterior porque aquí influyen infinitos factores. Pero antes de saber como termina esta historia es necesario retroceder a los momentos anteriores a ella. Realmente, en tu interior, no puedes dejar de pensar en ello, es como una obsesión, el objetivo estaba claro, internamente lo sabes, bajar de ese tiempo es una deliciosa tentación y siendo realistas era posible conseguirlo. Y bueno, no solo por uno mismo tienes esa sensación de ir a por ello si no que los compañeros de este dulce sufrimiento también te animan y te ayudan a ello. Sin ir más lejos, un comentario aquí de Jesús en la carrera de Tres Cantos, o durante el calentamiento previo el mismo día de la carrera te encuentras con Pablo, te convence de que esta es una buena carrera para ello. El primero estuvo en treinta y ocho después de realizar un maratón internacional y el segundo en treinta y cuatro. Sois todo un referente y desde aquí os mando un fuerte abrazo. Bueno, y porqué no, sería la pregunta. Importante situarse bien. Entramos como un cuarto de hora antes por el arco derecho (visto desde la fila). La salida, quizá por situarnos delante, fue muy buena, pese al giro de 90º que hay nada más salir. Recuerdo el año pasado subiéndonos por la acera delante de los chalets esquivando a los coches aparcados, [img class=imgRight alt=csd]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/csd.jpg[/img]un infierno, y sin embargo en esta ocasión fue muy fluida, un buen ritmo sin acelerones. Solo sentía la molestia de los calcetines largos que empezaban a caerse, en el primer kilómetro ya los tenia por los tobillos. Entre eso y la obsesión por el crono, sin quererlo se fue convirtiendo de algo divertido en algo forzado, y cuando pasa eso, la mente no va relajada, empieza a pensar en cuanto falta para el siguiente punto kilométrico, en si aguantarás ese ritmo, y se te hacen más largos de lo que ya son. Solo hubo dos momentos verdaderamente en los que pude desconectar por así decirlo y que te hacen levantar la cabeza y tener la mirada de frente, bien alta. Uno fue cuando empezamos a bajar por García Noblejas, en el cruce, donde había gente animando incluidos mis familiares. Y más adelante el bendito avituallamiento justo antes de volver sobre nuestros pasos en la Avenida de Arcentales y pasar por el peor momento de la carrera, más de un kilómetro en subida. Por hacer un resumen hasta ese punto, el primer kilómetro, que fue el mejor, lo hicimos en 03:46, y los siguientes no fueron nada malos en en 04:08, 04:00, 03:56, incluso el de la subida, que fue más bien complicada por la inclinación, se fue a 04:12. Cuidado porque siempre es ahí donde se ganan o se pierden los tiempos, se que parece obvio lo que voy a decir pero, si mantienes el ritmo en las subidas lo tienes fácil para conseguir tu objetivo. Me explico, tu puedes hacer un kilómetro rapidísimo en 3:30, bajar mucho el ritmo, y hacer la cuesta en 04:30 o puedes ir a 04:00 en ambos y al final el resultado es el mismo, ocho minutos. Pero hacer el primer caso es un error gravísimo porque yo creo que tu cuerpo se habrá acostumbrado sin querer a esos últimos 04:30. O al menos esa es mi opinión. [img class=imgLeft alt=coca cola]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/cocacola.jpg[/img]Y puede que por mantener más o menos el ritmo al final coroné Arcentales en unos 28:15 minutos. Estaba claro, iba quince segundos por encima de mi objetivo, pero a cambio, tenía tres kilómetros por delante con un perfil favorable. El primero fue de cuatro, había que recuperarse del esfuerzo. En el segundo bajaría como unos cinco segundos, y en el tercero, bueno, indescriptible, parece como si la adrenalina se apoderara de ti. Es un tremendo subidón de fuerza y energía al sentir que tienes al alcance tu objetivo porque después de haber pasado por nueve kilómetros haces lo que sea. Al fondo ves los arcos de llegada y ya si que, literalmente, vuelas. Las piernas se vuelven más ligeras que nunca. Ves que el crono, con esos característicos números amarillos está en treinta y nueve muy alto, casi cuarenta. Y piensas que cuando cruces la meta podrás caer muerto o vomitar incluso, si, es una sensación bastante común esta última, pero hasta entonces todavía queda un poco más. Y llegas...y entras que parece no te cabe el orgullo en el pecho. Lo primero que te sale es hacer un gesto de rabia profunda con el brazo para celebrarlo. En el crono de la organización venía como uno cinco segundos más de cuarenta pero había que esperar a ver cuantos segundos pasaron entre que dieron la salida y cuando cruzamos por el arco para activamos el chip. Si, se confirmó la gran esperanza, un tiempo exacto de [b]0:39:54[/b] consiguiendo por fin bajar la media a 03:59 por kilómetro. Para quedar en el puesto 496 de unos 4000 participantes. Solo queda prepararse para la última del mes de Noviembre. La segunda carrera Perfecta que ahora se hace llamar Madrid corre por Madrid. Donde no espero ir a por ningún tiempo record si no que está vez hay que disfrutar de correr por las calles más céntricas de la capital.

comments | Read the full post

XIII Trofeo Edward

Posted by Antonio on 20 September 2009 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=XIII trofeo edward]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/edward_2009.jpg[/img] Comenzamos una nueva temporada cargada de optimismo y de nuevos retos. Y lo hacemos con una sorprendente carrera, nueva para nosotros, que nos sirve para comprobar nuestra marca actual en diez kilómetros después de ligero descanso veraniego. Así que está será sin duda nuestra referencia a batir, sin olvidarnos de la preparación para dar el salto a las carreras de medio maratón. El tiempo nos acompañó, la mañana era soleada y nos dirigimos al barrio madrileño de Canillejas. Una zona y un recorrido muy conocido y que dentro de, poco más de un mes, volveremos a tener bajo nuestros pies en el famoso Trofeo José Cano. Después de la aventura internacional esta es nuestra primera carrera oficial con esa medida mágica, nuestros diez kilómetros, la medida en la que empezamos hace año y medio, la que algún día haremos en menos de 40 minutos, y que este mismo año, también dentro de poco más de un mes, a primeros de Noviembre, duplicaremos, con esos veinte kilómetros de la Behovia-San Sebastian. Esta es sin duda nuestra primera referencia de la temporada, con un recorrido más o menos normal, tampoco era favorable para hacer tiempos porque no había llanos continuos ni predominaban las bajadas pero si que era equilibrado por así decirlo, pese a ser, haciendo un símil, una montaña rusa, había las mismas bajadas que subidas, lo mismo bueno que malo. [img class=imgLeft alt=strands]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/strands.jpg[/img]Y es que, en realidad, fue un circuito de tres vueltas por toda la Avenida de Arcentales. A la ida tenías una buena bajada, donde a la mitad de ella estaba situada la salida-meta, una subida normal y una pronunciada bajada, bien, pero como es obvio a la vuelta era todo lo contrario, las mismas bajadas se convirtieron en subidas. Como siempre, en ese momento, en las vueltas, había que pensar únicamente en llegar cuanto antes para dar la vuelta y poder recuperar en las bajadas. Lo bueno de todo ello es que después de la primera vuelta sabes el recorrido, sabes como te encuentras, sabes lo que te queda y con eso puedes jugar. En mi opinión, la conclusión general de la primera carrera es positiva. Pese a haber perdido tiempo respecto a los más o menos 41 altos que llegué a conseguir en la Liberty por ejemplo, lo cual hay que considerarlo como algo lógico y normal por la falta de entrenamiento continuo y de calidad. La sensación en carrera es buena, no sentí en ningún momento pesadez en las piernas, tenía un ritmo propio continuo, sin entrar a valorar si fue rápido o lento y sabiendo que será sin duda el que haya que mejorar durante el año, además tuve reservas y fuerzas para esprintar al final, lo cual siempre es un buen indicio, claro que tenía una motivación muy especial. Llevo intentándolo hacer en alguna anterior, como en La Jarosa, y por fin en esta lo conseguí. [img class=imgRight alt=carreraspopulares]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/carreraspopulares.jpg[/img]Esprinté a tope los últimos 300 metros como si fueran los 100 metros lisos y paré justo antes de la llegada para dedicar la carrera y todo mi esfuerzo a una de las personas más especial en mi vida, ahora más que nunca. Además no tuve en ningún momento la dura y frustrante sensación de querer parar como el la última, que recuerdo fue constante a los 10 minutos de empezar. Que mal lo pasé. Pero ahora, estoy convencido que gracias a ella, en esta me he mantenido bien. Fue el mejor entrenamiento previo que pude hacer para llevar a mi sistema cardiovascular al extremo y ponerlo a punto. Y no solo eso sino que además llevaba la camiseta amarilla del club de San Francisco y en algún momento gracias a ella recordé las cuestas terribles para hacer que estas fueran casi cuesta abajo. Al final de unos 750 corredores que dimos colorido y ambiente al evento, quedé el 169 en general y el 55 de mi categoría, con un tiempo de [b]0:42:47[/b] y una media de 04:16 por kilómetro. Una buena carrera donde al final nos dieron una buena bolsa de corredor con camiseta técnica, un gel, desodorante, etc. Y lo mejor de todo, la primera después de 23 participaciones en otras, por fin, una cervecita de grifo al llegar. La carrera perfecta, solo les falló no haber puesto las mesas de la organización más alejadas de la meta porque al llegar era tal la gente que se iba acumulando que según cruzabas la meta tenías que parar en seco, volver a ella y ponerte a la cola para la entrega de chips y el consiguiente reparto de las bolsas. La temporada ha empezado. Y el próximo reto que tenemos será la famosa Carrera Internacional de la Ciencia.

comments | Read the full post

XXVII Trofeo San Lorenzo

Posted by Antonio on 26 July 2009 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=trofeo san lorenzo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/sanlorenzo_2009.jpg[/img] Nunca disfrutar de Madrid nos costó tan esfuerzo físico como en esta última ocasión. Nos vimos sometidos a unas constantes subidas y bajadas que pusieron a prueba nuestra resistencia y tuvimos que dar hasta la última gota de sudor para poder acabar una carrera en la que fuimos disfrutando a cada paso de las calles y monumentos más emblemáticos de la capital. Hay quien dice que es mejor no saber el recorrido de una carrera, y que así no vas pensando en lo que te espera. Yo al menos, opino todo lo contrario, es infinitamente mejor saber cada metro para poder planificarla con antelación y lo mejor es que durante ella, según tu estado puedas ir variando el ritmo o jugando con esos factores. Al igual que la natación o el ciclismo, este deporte ya es de por si muy mecánico, por eso no debemos quitarle esa pizca de diversión y estrategia que vas adquiriendo con las carreras y cuanto más conocimiento tienes de tu propio cuerpo. Precisamente esto ultimo fue una de las cosas que junto con los sitios por donde pasamos más me gustó de la carrera, porque no nos engañemos, no fue facil. Tuvo un recorrido durísimo, [img class=imgLeft alt=running company]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/running_company.jpg[/img]y aqui más que nunca se puede aplicar el calificativo de rompe piernas. Sientes en cada momento la zancada, ¿es amplia?, ¿sientes que tú mueves las piernas? ¿o que ellas te llevan a ti?. La respiración, ¿notas que es forzada? ¿sientes que necesitas aumentarlas para mantener ese ritmo?. Los latidos ¿quien no siente que le va a explotar después de una buena cuesta?. La mentalidad ¿vas confiado? ¿sientes que puedes con todo? o vas pensando en que estás cansado ¿se te pasa por la cabeza la idea de parar solo unos segundos?. El recorrido, Es como si fuera un ecualizador y tu cabeza se encargara de mover los niveles para que, metafóricamente, la carrera suene bien. Eran las nueve de la mañana. El sol empezaba a brillar en el cielo madrileño y poco a poco iba subiendo la temperatura. Allí nos dimos cita, conscientes de que en Agosto ya no hay carreras, poco más de mil intrépidos corredores. Gracias a eso y a la salida en Ronda de Atocha, calle amplia con tres carriles, pude situarme entre las primeras posiciones y el tiempo fue más o menos real ya que no había arco de salida o activación del chip en el suelo. Desde la salida el ritmo puede que fuera de cuatro o menos, no había señalización kilométrica, pero más o menos eso se intuye. Y más siendo casi todo cuesta abajo hasta el tercer kilómetro menos un repecho para subir a la Puerta de Toledo. Impresionante pasar tan cerca de ella, casi por el bordillo que separa el asfalto y el cesped. Pequeño llano en Virgen del Puerto para afrontar la durísima Cuesta de San Vicente. [img class=imgRight alt=marathinez]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/marathinez.jpg[/img]Importante mantener el ritmo que llevas al empezar desde abajo hasta la cima. Porque es aqui donde se marcan las diferencias, aqui se pierde o se gana tiempo, mejor dicho, se deja de ganar. Pese a llegar exhaustos pudimos contemplar la majestuosidad del Palacio Real de cerca y poco después el Puente de Segovia, a la vez que mientras recuperamos fuerzas. A partir de ahí, nos esperaba un auténtico infierno, pese a saber el recorrido. Bajada en Bailen, subida en Gran Vía de San Francisco hasta nuevamente la Puerta Toledo, más subida todavía en la calle Toledo, giramos en bajada por la calle Calatrava, volvemos sobre nuestros pasos, viendo todavía muchos corredores, subiendo Bailen, llano en Puente Segovia, y seguimos subiendo por la calle Mayor hasta suavizar un poco en la Puerta del Sol, no solo por el terreno sino por el calor y aliento al pasar por el mismo centro de la capital. Seguían todavía las vallas por las obras de la nueva estación. Se me olvida que poco antes nos dieron el avituallamiento, creo que sería pasado el quinto kilómetro, o al menos esa sensación de distancia tenía yo. Me hizo gracia como se dividieron en dos filas y un voluntario gritaba antes de llegar, "agua normal a la izquierda, fria a la derecha". Yo como iba por el centro cogí a izquierda, pero bueno, debido al calor que ya llevábamos encima cualquier cosa era frío. Nos leyeron el pensamiento cuando pasado Sol, por la calle Alcalá, a la altura del metro Sevilla volvimos a coger agua, está vez de Solan de Cabras. [img class=imgLeft alt=laiker]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/laiker.jpg[/img]En ese sentido la organización estuvo de diez, con el incipiente calor que en Julio enseguida es fuerte, la deshidratación podría ser problemática ya por los 30-40 minutos. Y con energías renovadas (el agua por encima te da la vida) bajamos hasta Cibeles, giramos y un placentero Paseo del Prado, a la sombra, totalmente llano, pasando por el impasible Neptuno hasta Atocha, se acercaba el final, en ese tramo recuerdo que me adelantaron unos cinco corredores, si, igual podía haber dado un poco más de si, pero me preocupaba la subida de Argumosa, era en lo alto, y no estaba tampoco cerca, sin embargo el bajar ligeramente me permitió subir bastante ligero la importante subida y recuperé tres puestos. Al final estaba más preocupado de buscar el claro entre corredor y corredor para el video de la llegada que de seguir adelantando. No recuerdo en ninguna llegar tan, cansado no era la palabra, parecía recién duchado y desde el agua había pasado ya tiempo. El excesivo calor fue al final el protagonista. Y aun así con todo el tiempo no fue nada malo, con unos [b]0:45:11[/b], quedando el 103 de unos, como ya he dicho antes, mil corredores. La distancia de la carrera eran oficialmente de 10,6 kms pero a la llegada a más de uno por el gps le salían más bien 11. El primero estuvo en 35 así que más o menos sobraron unos 4 minutos si fuera una de 10 kilómetros para estar en tiempos de 31 el primero y 41 el resto de los mortales. Seguiremos entrenando, no se puede descansar por completo, para no perder la forma, aunque sea en vacaciones. Y ya no sé si despedirme hasta después del verano, que será lo más probable, por si surge alguna. Pero bueno, en cualquier caso... Hasta la próxima carrera.

comments | Read the full post

XXIII Trofeo San Antonio de la Florida

Posted by Antonio on 14 June 2009 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=xxiii trofeo san antonio de la florida]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/sanantonio_2009.jpg[/img] Todavía quedan muchos lugares bonitos en Madrid donde celebrar una buena carrera y este sin duda fue uno de ellos. Rodeado por la naturaleza y el verde del Parque Oeste, bajando hasta la célebre Estación del Norte, nos encontramos la ermita de San Antonio de la Florida, que da nombre a esta singular carrera. Todavía se podía sentir el olor a verbena por las fiestas del día anterior. No era, en principio, una carrera muy llamativa y me apunté únicamente por ser un lugar muy especial para mi, ya que es en esa misma ermita donde fui bautizado. Curiosamente, después de un año en este deporte, quizá este ha sido mi bautizo como corredor. No había sacerdote pero si voluntarios con botellas de agua que con el bochorno, nos echamos por encima nosotros mismos para refrescarnos. El día amaneció nublado y casi se agradecía porque siendo la salida a las 10 de la mañana se corría el riesgo de volver a ser otra Liberty. Llegó incluso a lloviznar durante el recorrido, lo cual se agradeció enormemente. Todos los comentarios acerca de la carrera hablan de un perfil exigente, pero yo no tengo esa sensación. Quizá recortar 300 metros de extrema subida ayudó, quedando finalmente la distancia en 9.700 metros. [img class=imgLeft alt=asics]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/asics.jpg[/img]La salida y meta era en Ruperto Chapí, solo que salimos mucho más arriba, más cerca del Faro de Moncloa. Resultó curioso ver y estar rodeado de todos los corredores andando tranquilamente desde la meta hacia arriba. El ritmo fue bueno desde el principio debido a la salida en bajada y los apenas 1000 corredores. Bajar hasta el Paseo de Camoens, seguir bajando con un ligero repecho Paseo del Rey hasta la Cuesta de San Vicente, pasando por Príncipe Pio y entrando en el tramo llano del Paseo de la Florida o Avenida de Valladolid, disfrutando de las basílicas de San Antonio de la Florida, sintiendo como no pasan los años para ese lugar emblemático, Casa Mingo. Y al final, en el Puente de los Franceses, sí, apretar los dientes, respirar muy hondo e intentar seguir el mismo ritmo en la fuerte subida del Paseo de Camoens. Lo bueno era que, en la primera vuelta sabías que al coronar podías recuperar en la cuesta abajo. Así como no era consciente de la distancia y no me esperaba el habituallamiento, por lo que fue otro tremendo aliciente y una inyección de energía refrescante para volver a completar el mismo recorrido. Y en la segunda, solo la [img class=imgRight alt=ibercaja]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/ibercaja.jpg[/img]idea de acabar ya te hacia ir deprisa, o al menos no bajar el ritmo. Aparte llevaba la camiseta de La Jarosa y solo de acordarme de aquellas cuestas hizo que esa en comparación fuese casi llano. No me defraudó para nada la carrera. Y solo sentí mucho que mi inestimable compañero del alma no me pudiera acompañar en esta ocasión. Eché de menos alguien con quien compartir las sensaciones antes y después de la carrera. Y durante ella también porque aunque luego cada uno vaya a su ritmo, unos días uno se encuentra mejor o peor, pero siempre está esa sensación de equipo y de estar ahí corriendo codo con codo. Y sin un respiro, ni falta que hace, el siguiente domingo tenemos una nueva cita. Vamos a por el record probablemente del año ya que no creo que se repita otra carrera con un, según dicen, un 95% de desnivel. Desde Plaza Castilla a Retiro en La Carrera de Madrid. Estaremos divididos en equipos, el norte con camiseta naranja y el sur de verde. El objetivo de los 40 minutos está al alcance sin que por ello sea algo con lo que obsesionarse, ni por supuesto confiarse porque casi ninguna es así. Ya lo veremos.

comments | Read the full post

1 2